El Niño del Ultimo Banco

 

poema para niños

facebook

 

 

 

 

 

niña escribiendo

 

 

EL NIÑO DEL ÚLTIMO BANCO
No tiene primavera
en los claveles rotos de sus labios,
En el lago azul de sus pupilas
los ríos tormentosos de las lágrimas
estallan desbordados...
Le duele la amargura de su boca
y la alegría de los niños sanos,
las canciones doradas del corro,
el himno vibrante a pleno sol cantado,
los atardeceres del Otoño
y las mañanas blancas del Verano.
Siempre está solo, alerta, entre los niños,
como una pequeña nubecilla,
en el ultimo banco...
Le tiembla siempre el pulso
al escribir.¿Y los labios!
Por el mar infinito de sus ojos
-siempre en postrera calma-
horribles tempestades traen flotando
los tiernos pensamientos-nebulosas
hasta la playa de sus labios...
Una mañana
su alma volará... Huirá de mis abrazos.
Huirá del himno ardiente y mañanero
a pleno sol cantado;
de la risa hecha luz, del sol
que ilumina la vida de los niños sanos;
del rincón casi oculto,
¡¡solitario entre tantos!!
A donde se consume lentamente
la triste lamparilla de su vida
¡en el ultimo banco!

Partirá cuando rebose la savia
en las flores de mayo;
cuando el otero
maquille su rostro de blanco;
cuando reviente el cauce de los ríos
en la grandeza del mar y por el campo
vaya corriendo la sangre generosa de la vida
en la promesa de los trigos dorados.

Partirá cuando se entornen dolientes sus pestañas,
entre la risa de lujuria irónica
de los almendros albos...
Entonces... sólo entonces la paloma
que tiene en el pecho un divino chispazo,
romperá para siempre su rictus amargo,
la cárcel pequeña que tiene por rejas
La ruina de unos tristes labios pálidos.

Entonces el joven radiante viajero
de celestiales mayos,
de estrellas y arroyos,
luceros y lunas,
canciones y pájaros...
emprenderá el camino de los sueños sin fin
hasta llegar, como el arroyo claro,
reventando de gozo y de frescura
a la grandeza del mar...
En los trigos dorados
del campo sideral,
las divinas amapolas angélicas
darán Vida Eterna a sus labios.
El Pan definitivo de la Vida brillará para él
mecido en las espigas celestiales
de los trigos dorados...
***
¡Aún le tengo delante!
¡Aún le veo... consumido, solo, alerta, entre los niños!...
como una débil nubecilla
¡en el ultimo banco!
extraído del sitio el huevo de chocolate

 

 

 

volver

       

 

 


The images, poems and songs on this site are copyrighted by the respective artist and are placed here for evaluation and entertainment purposes only.

No profits are made on this site from their use. Please support these artists and purchase their music and their creations.